SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO


En la segunda semana, estas fuerzas opositoras, se acercan más al cuerpo de vida del ser humano intentando despertar las fuerzas del egoísmo, los deseos desmedidos... Los instintos pretenden dominarnos de una manera muy peculiar...individualismo extremo, amor propio, polaridad de nuestro temperamento, todo se agita como veneno corriendo por nuestra sangre y anidan particularmente en la capacidad de hablar, intentando transformar el habla de forma maliciosa para que no se ponga al servicio de la verdad.

Las virtudes de la templanza y la prudencia conscientemente desarrolladas con la fuerza de nuestra alma pueden oponérseles


PUBLICACIONES DESTACADAS
ULTIMAS PUBLICACIONES