En la segunda semana, estas fuerzas opositoras, se acercan más al cuerpo de vida del ser humano intentando despertar las fuerzas del egoísmo, los deseos desmedidos... Los instintos pretenden dominarnos de una manera muy peculiar...individualismo extremo, amor propio, polaridad de nuestro temperamento, todo se agita como veneno corriendo por nuestra sangre y anidan particularmente en la capacidad de hablar, intentando transformar el habla de forma maliciosa para que no se ponga al servicio de la verdad.

Las virtudes de la templanza y la prudencia conscientemente desarrolladas con la fuerza de nuestra alma pueden oponérseles



En esta época del año, las fuerzas opositoras en la primera semana de Adviento se acercan espacialmente al cuerpo humano, pretendiendo distorsionar las percepciones y por tato el contacto del hombre con el mundo, corriendo el riesgo de perder el sentido interior de independencia, la capacidad de “erguirse”, lo que puede conducirnos a una enorme desesperación interior debido a este sentimiento de no encontrarse como “Ser Humano”.

Para no sucumbir, es necesario desarrollar receptividad en el alma de las fuerzas cósmicas relacionadas con la equidad, la justicia cósmica que se refleja en el karma del mundo expresándose en la naturaleza y en el ser humano, encontrando así reflejo en el karma individual.

Karma individual que solo fue posible cuando el ser humano se irguió y comenzó a usar sus manos para trabajar, la verticalidad liberó nuestras manos…



Hoy en día todos los Seres Humanos somos capaces de acceder al Amor más grande y puro que portamos...

Con Certeza, Templanza y Fortaleza podremos caminar desde una Vida Terrenal - Material hacia una vida Terrenal de Amor y en Libertad, accediendo así a la auténtica

Sabiduría Humana.

Este camino nos requiere mucha presencia y voluntad, e irá desvelándonos el pasado y permitiéndonos vivir el presente con conciencia guiándonos a la Fe, el Amor y la Esperanza en el Ser Humano y al Futuro de la Humanidad.

La Antropo-sofía nos brinda las herramientas para transitarle...

viviendo así mediante ella, el Camino de la Resurrección...


PUBLICACIONES DESTACADAS
ULTIMAS PUBLICACIONES
ARCHIVO